Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra "Política de cookies".

Más Información Acepto

Contacta con CentralFiestas

La mejor despedida de soltero se hace con el corazón de los amigos

La mejor despedida de soltero se hace con el corazón de los amigos

Una fiesta de despedida de soltero es única. Única porque se produce en un momento especial de la vida y porque se comparte con todos los que representan lo mejor de la amistad para la figura central de la fiesta, el novio. Hay mil formas de organizar y de celebrar una despedida de soltero ’sólo para chicos’. Fiestas alegres, desmadres controlados, fiestas eróticas, por supuesto, celebraciones simplemente divertidas o mucho más formales y serias.

Encuentros para la felicidad y el recuerdo en la mejor compañía, para todos los gustos, en todos los ambientes y de forma profesional como sólo lo saben hacer quienes cuentan con la experiencia suficiente, una firma de eventos. Los profesionales de las empresas de eventos saben que puede funcionar y como hacerlo para crear animación, sorpresa, diversión, reforzando los lazos de amistad.

La fiesta de despedida de soltero es, ante todo, una sorpresa que le regalamos al novio. Que sus amigos le hacen como homenaje a ese momento tan importante de su vida. Suele funcionar mejor la sorpresa inesperada, que la celebración en la que el novio sabe el día, la hora y quienes van a ir a su despedida. La sorpresa funciona, funciona siempre.

Una despedida de soltero debe ser, ante todo, una celebración animada, en la que todos participen, dinámica, activa, con iniciativas que movilicen al público a participar que no abran ningún resquicio a la melancolía o la tristeza, aunque sepamos todos que el amigo que se casa se aleja un poco de la cuadrilla de compañeros que le ha sido fiel y con la que se siente identificado.

Una fiesta de despedida de soltero se hace también para recordar los buenos momentos de la cuadrilla, para fortalecer esos lazos de unión, pero también para acabar o cerrar toda la tensión que el novio ha ido acumulando durante semanas a medida que la fecha de la boda se ha ido acercando, y con ella, toda suerte de compromisos y de imprevistos.

Una de las circunstancias que no ha de olvidarse es la elección de la fecha de la despedida. Tiene que estar lo suficientemente alejada del evento de la boda, para que no interfiera con la celebración oficial, pero ni estar tan alejada en el tiempo que no haya lo que podríamos llamar la ‘tensión preboda’, que es uno de los ingredientes imprescindibles para saborear lo que significa la misma fiesta de despedida de soltero. La fiesta para el novio debe marcar un antes y un después. Ese es parte de su valor.

Pero la fiesta tampoco puede celebrarse tan cerca en el tiempo que deje malparado al novio. Que salga mal en las fotos oficiales por estar físicamente indispuesto por los efectos de la fiesta o que se deje a una parte de los invitados también con mal cuerpo para estar a la altura y brillar como acompañantes en la celebración oficial.

Otra razón que se ha de barajar es la elección del lugar donde se ha de celebrar la fiesta de despedida del novio. Tiene que ser un sitio accesible, relativamente cercano y compatible con las ocupaciones de los trabajos de los amigos, por esa razón siempre es preferible que la fiesta se celebre a lo largo del fin de semana anterior a la cita oficial.

Dependiendo del tipo de fiesta de soltero que se elija, el lugar puede ser clásico y formal, un salón de un restaurante, o de lo más variopinto, si hay razones de fuerza o de jolgorio mayor para que sea así.

Ninguna fiesta de despedida de soltero está completa sin una lista de invitados, que, por sus características, independientemente del tono que se dé al encuentro, debe ser limitada en el número de participantes. Ni estar abierta a que acudan todos los chicos que luego se verán en la celebración nupcial, ni tan cerrada que parezca un encuentro cara a cara o una salida para jugar al billar. Las invitaciones deben garantizar que acudan los que reúnan el perfil más adecuado entre los amigos, aquellos que estén más próximos y con los que haya una verdadera conexión de amistad. Los que nos garantizarán que el encuentro sea realmente divertido y el que logre que todo el mundo se encuentre en la misma sintonía.

Y ya puestos ¿qué tipo de celebraciones se puede preparar o nos pueden aconsejar para una despedida de soltero, para un novio amigo de toda la vida? Pues, hay fiestas locas, atrevidas, con salidas de tono y chistes que todos entienden, con anécdotas, con stripper incluida, con decoraciones de preservativos inflados a modo de globos, sin olvidar los regalos de juguetes sexuales y las tartas eróticas.

También nos pueden preparar una celebración más comedida, más formal, que no quiere decir seria, sólo que puede estar más en sintonía con las preferencias del novio y sus gustos, porque, a fin de cuentas, es su fiesta. Tal vez una comida, una cena en un lugar céntrico con la que se abra la puerta a los recuerdos en común, a una nostalgia divertida con la gente que lo quiere y lo aprecia.

Por último, otra de las alternativas es la fiesta divertida en la que el novio y sus amigos ponen a prueba sus dotes artísticas, tal vez una sesión de karaoke, una partida de wii múltiple, o por qué no, una comida hecha exclusivamente para el amigo en un marco incomparable con significado para todos, en un albergue de montaña, en un apartamento en la playa o en un viaje de fin de semana al mejor de los destinos, el recuerdo sincero y animoso de los amigos, que con la fiesta, sea como sea, siempre demuestran que están ahí. La mejor despedida de soltero se hace con el corazón de los amigos.

Envanos tus comentarios

Realizar un comentario

Alta en buscadores - Posicionamiento en Google - anuncios google - blog marketing - digital signage - despedidas de soltera
Condiciones de uso - Política de cookies