Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra "Política de cookies".

Más Información Acepto

Contacta con CentralFiestas

3ª parte de esta boda tan polémica

Queridos lectores recordaréis recordaréis el intríngulis de los sentimientos o confites a conveniencia, sea como sea, ahí está el matrimonio entre la octogenaria Adelfa Volpes y el veinteañero Reinaldo Waveqche: 82 años ella y él 24, o sea 58 primaveras de diferencia entre ambos. Y, sin embargo, se casaron el 28 de septiembre de 2007 en la ciudad argentina de Santa Fe (norte).

Resumiendo partes anteriores:

3ª parte de esta boda tan polémica despedida de solteraReinaldo se puso serio para hablar por primera vez de la relación. “Siempre me gustaron las mujeres maduras”, se justificó y añadió que la diferencia de edad nunca había tenido importancia. “Ella significa todo para mí: una abuela, una madre y ahora también una esposa. Es todo lo que nunca tuve en mi vida después de mi mamá”, afirmó.

Después de una breve luna de miel en Río de Janeiro y cuando se aprestaban a viajar a España, invitados por una cadena de televisión que quería que contaran su historia, sobrevino el final. Adelfa falleció a causa de una insuficiencia cardíaca y un accidente cerebro vascular. El matrimonio duró sólo 28 días.

NOTICIA DE ÚLTIMA HORA: Todos pensaron que a causa del duelo o la pena, váyase a saber, al viudo se lo tragó la tierra. Pero después de un año, reapareció en uno de los tantos programas bizarros de la televisión argentina. Luciendo otro ‘look’, peinado estilo ‘emos’, con extensiones de cabello, y retoques de bótox en el rostro, el joven se mostró liberado y super locuaz.

Confesó que, en verdad, es homosexual y planea unirse civilmente con Cristian, su pareja, a fin de año. Y de la finada Adelfa sólo recordó que “dejó un testamento y ahora todo es mío”. La fortuna y la pensión heredadas, confió, le permiten “rascarme las bolas de por vida”. Después de esos tristes minutos de fama televisiva, Reinaldo denunció un supuesto intento de secuestro extorsivo. “No me van a quitar nada -advirtió-. Ni un peso, porque todo lo que me dejó Adelfa está en acciones y bonos, así que va a ser mejor que se olviden”.

En los blogs de Internet no paran de reírse y apuestan a que los presuntos secuestradores del ‘cazafortunas’ pertenecen a un ignoto grupo comando ‘¡Adelfa vive!’ y buscan venganza

Fuente: elmundo.es

fdo: Borja

Envanos tus comentarios

Realizar un comentario

Alta en buscadores - Posicionamiento en Google - anuncios google - blog marketing - digital signage - despedidas de soltera
Condiciones de uso - Política de cookies