Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra "Política de cookies".

Más Información Acepto

Contacta con CentralFiestas

Fiestas de despedida: Como ser el alma de los mejores recuerdos fotográficos de una fiesta

Fiestas de despedida: Como ser el alma de los mejores recuerdos fotográficos de una fiesta

Se ha organizado una fiesta de celebración, una fiesta de soltero o de soltera, un cumpleaños, una fiesta temática y dejar constancia en imágenes corre de nuestra parte. El grupo confía en nuestras dotes fotográficas para la captura de los momentos más felices, más simpáticos y divertidos, para recoger las situaciones más entrañables, pero ¿sabremos cómo hacerlo? Hacer fotos de un grupo divertido, hacer fotografías con un sentido natural del ritmo, con atención a las cuestiones técnicas o previendo lo que va a pasar en una escena dinámica no prevista, puede ser la diferencia entre ‘echar’ una foto a ver qué sale o hacer una fotografía para el recuerdo.

Si nos sigues, si sigues los consejos sencillos que te vamos a dar, podrás enfrentarte a la responsabilidad de ser el fotógrafo del grupo y no morir en el intento. Permanece atento, no te muevas.

Ante todo, lo primero que hay que hacer es estar familiarizado con la cámara, no aprender su funcionamiento en el momento en el que tenemos que hacer las fotos. Si es una cámara de nuestra propiedad, que hayamos usado, ya tenemos un camino recorrido para trabajar con ella. Si, en cambio, no es nuestra, pidámosla días antes para conocer sus posibilidades técnicas.

No dudemos en hacer pruebas y en leer con atención el folleto de instrucciones. Si es posible, resulta muy apropiado y recomendable que reproduzcas en las pruebas las condiciones de luz que se van a dar, y, en general, el ambiente en el que vas a operar con ella en el momento de la celebración. No te olvides tampoco de las cuestiones más sencillas y simples, pero que muchas veces se pasa por alto, como la carga y la calidad de las pilas y, en su caso, las del flash. También debemos estar atentos en las cámaras digitales a la capacidad de almacenaje y los métodos y formatos para guardar las tomas en las memorias, tanto las internas del propio cuerpo de la cámara como las del tipo tarjeta.

Otra circunstancia que no debes dejar escapar con respecto a la memoria es saber cuanto ocupan las fotografías ya guardadas y cuantas podemos realizar en la celebración y en qué resolución. Hay que pensar también que muchos invitados querrán fotografías y que, tal vez, las quieran reproducir en papel o editarlas en formatos diferentes.

Piensa cuanta ayuda puedes proporcionar a todos tus amigos si las fotografías las editas en la plataforma fotográfica de una red social en Internet y como esos recuerdos pueden quedar accesibles con esos amigos con enlaces para continuar en contacto. Una celebración que te unió a ellos y una red social que te sigue manteniendo en contacto, ‘dos por el precio de uno’, ¿qué te parece la idea?

Pero sigamos. Vamos a otras cuestiones también técnicas. Uno de los problemas de la toma de fotografías en interior te puede dar quebraderos de cabeza, el retardo de los disparos. Entre la visualización del grupo que quieres fotografiar a través de la pantalla posterior de la cámara y el disparo efectivo hay un periodo de ajuste en el que el aparato lee la imagen a fotografiar, sus puntos de luz, sobre todo. Ese periodo de tiempo tan corto puede hacer que la escena en movimiento que has pensado resulte vacía al final porque los participantes de la despedida de soltera, ajenos a tu cámara, se han salido de cuadro.

Para evitar ésto, dos opciones, o bien, haces una foto sin acercar el zoom, y con posterioridad, aprovechando la gran resolución de la imagen, te apuntas a recortarla; o bien, utilizas tu intuición para adivinar hacia dónde se va a mover el grupo o qué va a hacer en esos segundos de espera. No obstante, recuerda que las cámaras digitales tienen el pulsador que activa el sistema de disparo con dos posiciones, la primera sería algo así como el punto de ‘preparados’ y la segunda en el de ‘ya’. Tener en cuenta este detalle, te puede ayudar a reducir los tiempos de activación del sistema fotográfico.

Una opción más sencilla, que coge la calle de enmedio, es hacer un posado de las escenas más dinámicas. Menos improvisación, menos espontaneidad, pero tendrás la seguridad de que la foto va a salir como quieres y como a todos les va a gustar.

Hablemos del flash, la iluminación artificial más apropiada para las escenas de interior. El flash tiene un tiempo de recarga y consume mucha energía. Si hacemos muchas fotografías seguidas de la escena que hayamos elegido, puedes correr el riesgo de que cuando ocurra lo más interesante no tengas carga suficiente para tomar la escena. Ser selectivos y saber esperar es una buena política para un fotógrafo profesional o aficionado. En ésto no hay diferencia.

Resulta también muy práctico pensar en las fotografías de un acontecimiento como si fuera una narración, como si estuviéramos ante un relato que quisiéramos contar, y, en realidad, lo es. Anticiparnos a los acontecimientos que se van a producir dentro del acontecimiento de la celebración nos puede ayudar mucho a estar donde debemos estar y en el momento adecuado para tomar esa foto memorable.

Pero por encima de todo, más allá de estos consejos prácticos que puedas aplicar, no olvides utilizar el sentido común y divertirte haciendo tu trabajo de fotógrafo ocasional. Porque, aunque tú no seas el alma de la fiesta, si serás el que desarrolle el mejor arma para el recuerdo, unas buenas, sino las mejores fotografías de lo que ocurrió allí. Porque tú estuviste allí para contarlo.

Envanos tus comentarios

Realizar un comentario

Alta en buscadores - Posicionamiento en Google - anuncios google - blog marketing - digital signage - despedidas de soltera
Condiciones de uso - Política de cookies