Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra "Política de cookies".

Más Información Acepto

Contacta con CentralFiestas

Cómo no parar de bailar en una despedida de soltera

La novia de la despedida de soltera del fin de semana del treinta de julio de 2011 tenía claro que no quería ningún espectáculo erótico en su despedida y que no necesitaba un boys para pasarlo bien en una noche tan importante como la de su despedida. Las amigas no estaban de acuerdo en su decisión y pensaban que la novia no es quién para decidir como organizar su despedida y es cuando la madre de la protagonista tomo cartas en el asunto y decidió sentarse a hablar con todas para proponer algo diferente y a la vez divertido para todas.

Marichu, que así se llamaba la madre de la novia, hizo razonar a las demás, que en una despedida de soltera la protagonista es la novia y que si ella se casara le gustaría que sus amigas organizaran algo que ella siempre recordara como la última noche que quizás coincidiera y se divirtiera con todas sus amigas, tanto las chicas del barrio, como las de la universidad, como las compañeras del trabajo, etc y no en una despedida que ella no se encontrara a gusto, así ni ella se encontraría incómoda ni las demás estarían preocupadas por que la novia no se estuviera divirtiendo.

Una vez aclarado este punto, la noche comenzó con una gran gymkhana para despedidas por Madrid, donde todas llamaron la atención de los transeúntes que andaban esa noche en Madrid, sobre todo la novia que llevaba un disfraz para despedidas muy apropiado para la animación para despedidas que tenían en el restaurante espectáculo de Madrid. Allí se iban a encontrar a “el salsero” que no las haría para de bailar en toda la noche, además de la un actor para despedidas que también se iba a apuntar a la fiesta de soltera, realizando la broma de “el hijo del dueño del restaurante”. Las chicas que a toda costa querían que un boys fuera a la despedida de su amiga, lo contrataron por su cuenta para que pusiera la nota picante pero con las condiciones de no sacar a la novia a participar en el show erótico y si a una de ellas.

La noche fue todo un éxito y todas terminaron contentísimas con la organización de una despedida de soltera personalizada donde no pararon de bailar en toda la noche.

Envanos tus comentarios

Realizar un comentario

Alta en buscadores - Posicionamiento en Google - anuncios google - blog marketing - digital signage - despedidas de soltera
Condiciones de uso - Política de cookies